El Té Verde





El té verde es la bebida más consumida en el mundo. Después de el agua y antes que la Coca-Cola.
Esta planta tiene una antigüedad que se remonta a los orígenes de nuestra especie, se calcula que hace unos 17.000 años, y hasta la fecha ha seguido consumiéndose como remedio tradicional para ciertos males y para prevenir otros.
El nombre científico o botánico de la planta con la que se hace el té verde es Camella Sinensis. Y normalmente se toma como infusión de hojas preparadas una vez se han desecado.
Se encuentra en zonas templadas en que la temperatura anual ronda lo 20ºC, su planta de color verde intenso puede llegar a 25 metros de altura, aunque en los cultivos actuales se va podando para conseguir más brotes, llegando a alturas de 1,5 metros.
El árbol florece en primavera, con unas características flores blanca que luego se transformarán en fruto.
Las hojas verdes de la Camella Sinensis llegan hasta los 15 cm de longitud y a 3 de ancho.
Entre sus muchos beneficios hay que destacar:
- Gran cantidad de antioxidantes.
- Mejora de enfermedades cardiovasculares.
- Remedios para infecciones de todo tipo.
- Ayuda a diabéticos.
- Alergias.

... Y muchos beneficios más. 




Al  té verde los científicos no cesan de encontrarle propiedades últimamente. Chi Pui Pang, de la Universidad de Hong Kong, ha demostrado que los antioxidantes que contiene (vitamina C, vitamina E, luteína y zeaxantina) pueden ser absorbidos por diferentes tejidos del ojo, incluida la retina, lo que previene el glaucoma y otras enfermedades oculares. También se ha comprobado científicamente que reduce las enfermedades de los dientes y las encías. Consumido con moderación (de 3 a 6 tazas al día) disminuye el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, según un estudio publicado en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology: Journal of the American Heart Association. Y experimentos en ratones han revelado que ayuda a combatir la obesidad.

Es más, un estudio realizado en la Escuela Médica de Atenas (Grecia) indica que 30 minutos después de beber una taza de té las grandes arterias del organismo se dilatan, lo que evita problemas circulatorios, aterosclerosis, etc. Además, uno de sus componentes, la epigalocatequina (EGC), promueve el crecimiento de las células óseas (osteoblastos) hasta un 79%, lo que fortalece los huesos, aumenta su mineralización y ayuda a prevenir la osteoporosis, tal y como se podía leer en la publicación Journal of Agricultural and Food Chemistry.

A esto se suma que el consumo asiduo de té evita que la vesícula biliar se inflame. Sin olvidar que inhibe el crecimiento de las bacterias. Y en el cerebro, los polifenoles del té tienen un efecto protector sobre las células protectoras de dopamina, de manera que previene la enfermedad de Parkinson, según se desprende de un estudio dado a conocer en Biological Psychiatry. No en vano un antiguo proverbio chino reza: “Es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té”. Eso sí, no conviene beber nunca este brebaje demasiado caliente -es decir, a más de 60 ºC-, porque se ha demostrado puede causar cáncer de garganta. 





En varios de estos post hemos citado datos y comparaciones con el fin de demostrar las cualidades del té verde y los beneficios que aporta sobre nuestro organismo. En ocasiones he nombrado la "ceremonia del té", pero nunca he explicado a que me refiero con esto, así que hoy, voy a explicar en que consiste la ceremonia del té.

El origen de la ceremonia del té (es té verde o matcha) se produjo por influencia del budismo (monjes budistas chinos que conocían y bebían el té verde desde hacía años) y el zen, como la participación en un entorno sosegado y tranquilo. En seguida arraigó en Japón como bebida medicinal aunque después acompañó a las ceremonias que se realizaban y creó una merecida fama.

De hecho en japón esta ceremonia es verdaderamente importante, es toda una institución, incluso se enseña en la universidad. Temas de la ceremonia que enseñan en la ceremonia del té con los siguientes objetivos:

Hacer la vida cotidiana más agradable.
Vivir en armonía con los cambios de las estaciones.
Llegar a ser una persona de gusto refinado.
Llegar a ser una persona honesta y sin miedo.
Crear mejores relaciones humanas.
Tener buenas maneras.

Todos los gestos y maneras están estudiadas y medidas con la firme intención de purificar a cualquiera que participe en esta ceremonia, de apaciguar la mente, de sosegar a las personas...

Algunas características de las ceremonias de té son las siguientes:

- Todos entran de rodillas o a gatas a modo de respeto.
- Se deben enjuagar la boca para saborear los matices de té.
- Los zapatos se dejan fuera y se colocan calcetines blancos llamados "tabi".
- Se accede a la casa a través de un jardín con un sendero mojado, lo que representa la limpieza y purificación de la mente.

En fin, son muchos los detalles de esta antigua ceremonia para poder enumerarlos aquí. No obstante os dejo una demostración adecuada a la ceremonia del té verde.




La explicación que ofrecen los expertos ante el envejecimiento es que la oxidación causada por los radicales libres producen ciertos procesos de deterioros que se van acumulando en nuestro cuerpo y van restando vitalidad al conjunto de nuestras células.

En referente al té verde, se sabe que es el alimento que más antioxidantes tiene (más que por ejemplo el tomate) , entre ellos se encuentran los flavonoides o vitaminas como la vitamina A, C y E. Y es por eso que en principio beber té verde ayuda a ralentizar los procesos de envejecimiento.

Si quieres saber más sobre los antioxidantes y el té verde, pincha AQUÍ.

Se han hecho estudios en los que se comparaba personas que tomaban té verde y otras que no. Estudios en que se comparaban mujeres que eran maestras de ceremonia del té y otras que no lo consumían tanto, y en todos los casos las conclusiones que se extraían de los datos han sido los mismos.

Las personas que consumen mayor cantidad de té verde viven más y mejor.

Solamente , con saber la incidencia que tiene sobre el cáncer, hipertensión y colesterol malo, ya es prueba de ello sin hacer falta hacer experimentos.

En fin, lo sabían los antiguos consumidores de té verde, lo único es que ahora se sabe el por qué.



La hipertensión es un aumento de la presión arterial por niveles por encima de los deseados. Pero las causas de la hipertensión aun no han sido dilucidadas, aunque sí se sabe que una alimentación baja en sal, con lácteos desnatados, rica en fruta y verdura, baja en carnes rojas y sin alcohol ayuda a mantener nivel óptimo de la presión arterial.

En referencia al té verde, esta demostrado que las catequinas del té verde (flavonoides anticancerígenos), impiden la acción del ACE. El ACE es el nombre que reciben las angiotensinas II que provocan una vasoconstricción intensa de las arteriolas periféricas y hipertensión arterial.

No obstante, si nunca se ha tomado té verde, ni café, la cantidad de cafeína que contiene el té verde (muy inferior a la del café o té negro) puede estimular la presión arterial elevándola por encima de lo común. Por eso es conveniente empezar a tomar no más de una taza al día e ir aumentándola poco a poco.

Las catequinas de té verde evitan la acumulación del colesterol malo (LDL) en las arterias. Esta es una de las razones porque también , el té verde, es beneficioso para la hipertensión.
Añadir a una dieta un 1% de estas catequinas en nuestra alimentación hace que se recupere rápidamente los niveles considerados normales y sin afectar apenas al colesterol bueno (HDL).
Pero no solo eso, si tus niveles de LDL son normales, el té verde no reduce más esta cantidad de grasas. Simplemente los niveles permanecieron inalterados pese a que se ingiera té verde y únicamente actúa cuando el nivel del colesterol es excesivo.

Lo que se extrae de esto es que el té verde lo que hace es regular la relación que existe entre el colesterol bueno y el malo HDL/LDL. Una correlación que se ve favorecida por el consumo de tazas de té y que actualmente los expertos dan más importancia.

Estudios de este tipo han sido realizados tanto en animales como en personas dando siempre iguales resultados.



Un viejo proverbio chino dice: “Es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té”. En la antigüedad ya sabían de los beneficios del té que hoy muestran los numerosos datos que se extraen de diferentes estudios médicos.

Pero últimamente, el té verde ha irrumpido con notoriedad en occidente (sin contar Inglaterra donde ya se bebía desde hace 400 años), no tanto por sus propiedades generales para la salud, sino por el complemento perfecto para las dietas.





Veamos por qué es bueno beber té verde (u otra variedad) para perder peso:

1º- Para adelgazar es necesario aumentar el gasto calórico de nuestro cuerpo, y esto se consigue aumentando la velocidad metabólica. Se sabe pues, que el té verde bebido frecuentemente tiene la capacidad aumentar este gasto calórico sin producir taquicardias o problemas cardíacos.

2º- Aumenta la temperatura corporal quemando grasas y sin reducir la masa muscular. Además, en algunos estudios se ha comprobado que la reducción de grasa más significativa se localizaba en la cintura.

3º- Es un potente diurético. Al quemar las grasas corporales expulsa las toxinas y sales alojadas que son los causantes de la retención de líquidos. En muchas personas la retención de líquido puede suponer varios kilogramos y produce verdaderas molestias.

4º- Acelera la digestión. Favorece la digestión de los alimentos, protegiendo el hígado, páncreas y el estómago. No obstante, para adelgazar, es aconsejable beber una taza de té después de cada comida, siempre transcurrida media hora para no perjudicar la absorción del hierro.






Seguramente habréis oído que a ciertas personas, que engordan comiendo las mismas calorías que otras, dicen que es a causa del metabolismo.

El metabolismo es sencillamente la velocidad con la que trabajan las células, la velocidad en que realizan las reacciones químicas y la velocidad con que se alimentan y desechan los desperdicios.
El trabajo celular produce un gasto, un consumo de calorías, de energía. Es por eso que las personas con una velocidad metabólica lenta tienden a sufrir de estreñimiento. Al permanecer los alimentos más tiempo en el tracto digestivo producen mayor cantidad de tóxicos favoreciendo así la retención de líquidos y la acumulación de grasas.

Las personas con un metabolismo más rápido, son capaces de quemar más calorías y por tanto suelen estar más delgadas.

Pues bien, se ha comprobado que uno de los efectos que tiene el té verde es el aumento del metabolismo. En un estudio de la Revista Americana de Nutrición Clínica, afirma que el té verde ayuda a quemar entre 35% y 43% más calorías por día, además de comprobar que aquellas personas que bebían té verde perdieron el doble de peso que aquellas personas que, comiendo lo mismo, no lo tomaron.

Pero no solo esto, el té verde tiene el añadido beneficioso de que es un potente diurético que facilita la expulsión de toxinas, que limpia la sangre, elimina grasas y reduce el colesterol "malo" LDL.


NEUROGÉNESIS Y TÉ VERDE.


Del nombre neurogénesis podemos sacar en claro (sin saber de medicina) que su significado está relacionado con la creación de neuronas. La neurogénesis es la capacidad de que tiene el cerebro de crear neuronas. Una capacidad que con el tiempo va disminuyendo con la llegada de la vejez y por tanto disminuye también la capacidad de aprender. Además, la neurogénesis se asocia con problemas tan graves como el Alzheimer, la demencia senil o depresión.

Existen algunas formas de inducir a la creación de neuronas, tales como la relajación, la meditación, reducción de alimentos calóricos, y ahora también el té verde.

Un estudio realizado en China en 2012 comprobó que la química del té verde fomentaba la creación de nuevas neuronas. Yun Bai, el director del estudio, centró la atención en EGCG (epigallocatechin-3 gallate), un polifenol que encontramos en gran cantidad en el té, pero sobre todo en el té verde.

El equipo descubrió que el EGCG incrementa la producción de células progenitoras neuronales que, al igual a las células madre pueden adaptarse o diferenciarse (convertirse) en varios tipos de células.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario