domingo, 28 de febrero de 2016

Maleza De La Mente




Uno debe sentirse agradecido por esa maleza de la mente, porque finalmente contribuye a fortalecer la práctica.
Cuando el despertador suena por la mañana temprano y uno se levanta, es posible que no se sienta muy contento.
No es atractivo ir a sentarse, y aún después de llegar al zendo y de empezar el zazén uno tiene que cobrar ánimos para tomar la buena 'postura'.
Esto no es más que el efecto de las olas de la mente. 
En el zazén puro no debe haber olas en la mente.
Mientras se está sentado estas olas irán disminuyendo y el esfuerzo se convertirá en un sentimiento sutil.
Suele decirse:
‘Al arrancar la mala hierba le damos alimento a la planta’.
 La arrancamos y la enterramos junto a la planta para alimentarla, por lo tanto, aunque se tenga cierta dificultad en la práctica, aunque se sientan algunas olas mientras se está sentado, esas mismas olas representan una ayuda.
De modo que no hay razón de preocuparse por la mente.
Más bien, uno debe sentirse agradecido por estas malas hierbas que finalmente contribuyen a fortalecer la práctica.
Cuando se adquiere cierta experiencia acerca de las formas en que esa maleza acaba por convertirse en alimento mental, la práctica progresará notablemente.
Se notará el progreso.
Se sentirá cómo se convierte en autoalimentación.
Desde ya, no es muy difícil dar algún significado filosófico o psicológico a nuestra práctica, pero eso no basta.
Verdaderamente, hay que experimentar la manera en que la maleza se convierte en alimento.

Shunryu Suzuki Roshi


Don Juan Nagual


DON JUAN NAGUAL

Lluvia

https://45.media.tumblr.com/df4ad52b850ff78422364890e0172b23/tumblr_n7a2zhIuzm1sivxbio1_500.gif

La lluvia está cansada de llover
yo cansado de verla en mi ventana
es como si lavara las promesas
y el goce de vivir y la esperanza

la lluvia que acribilla los silencios
es un telón sin tiempo y sin colores
y a tal punto oscurece los espacios
que puede confundirse con la noche

ojalá que el sagrado manantial
aburrido suspenda el manso riego
y gracias a la brisa nos sequemos
a la espera del próximo aguacero

lo extraño es que no sólo llueve afuera
otra lluvia enigmática y sin agua
nos toma de sorpresa y de sorpresa
llueve en el corazón llueve en el alma


Mario Benedetti

sábado, 27 de febrero de 2016

Manual De Supervivencia




Tragarse el orgullo no engorda.
Irla de duro no te hace más fuerte.
Las lágrimas salen, pero también llenan.
Perdonar engrandece.
Pedir perdón te hace inmenso.
Preguntar te hace sabio.
Quedarte con la duda te vuelvve imbécil.
Odiar es para el corazón débil.
Quererte a ti mismo es necesario.
Ser tú mismo es esencial.

Puertas

Deja fluir la vida
y encontrarás
puertas donde
menos te lo
esperas.
 

miércoles, 24 de febrero de 2016

La Acción No Es Buena Ni Mala




Cuando una zorra mata a una coneja, esta realidad para las crías de la coneja que padecerán hambre por la falta de su madre proveedora; es una circunstancia muy desfavorable.
Pero, para los hambrientos cachorros del zorro que comen la coneja que su madre les ha traído, esta misma acción es indiscutiblemente buena.
En realidad, la acción no es buena ni mala.
Simplemente es.
La realidad también es malinterpretada ya que tanto el observador como lo que está siendo observado, se encuentran en continuo cambio.
No hay un momento preciso en que un capullo se convierta en flor, o una flor en fruto, o un fruto en semilla, o una semilla en un árbol en ciernes.
Todos estos cambios son sutiles y continuos.
No podemos pisar el mismo río dos veces porque el agua está continuamente en movimiento.
Tampoco nosotros somos la misma persona de un minuto para otro.
Constantemente adquirimos nueva información y nuevas experiencias, y simultáneamente olvidamos la vieja información y las viejas experiencias.
Ayer podíamos recordar lo que cenamos la noche pasada; mañana quizás no tendremos el privilegio de recordar ese menú, a no ser que fuera un suntuoso banquete... o si siempre comemos lo mismo y podemos decir con seguridad, "Fue arroz y tofu".
La ilusión de la vida es la opuesta a la ilusión del cine.
En el cine una serie de imágenes individuales son pasadas juntas para formar una ilusión de movimiento continuo.
En la vida, cortamos un movimiento continuo, aislando y congelando una imagen, y entonces la nombramos y etiquetamos como si fuera una acción u objeto independiente.
No siempre etiquetamos el momento en el acto.
¿Qué es una mujer joven?
Si un hombre tiene noventa años, con seguridad muchas serán mujeres jóvenes.
Todo es relativo...
Bien, ahora podemos tener una idea más clara de porqué nuestro pequeño yo interpreta erróneamente la realidad.
No obstante seguimos preguntándonos por qué tenemos tantas trabas con "nuestro yo"...
La respuesta es: simplemente porque somos seres humanos.

Maestro Hsu-Yun
Nanzenji 南禅寺 


El Buen Dar

Imagen tomada de la web
El dinero que recibimos es la compensación a nuestro buen dar. 
El buen dar empieza con los padres: 
cuando 'tomamos' a nuestros padres, o sea, cuando aceptamos recibir incondicionalmente todo lo que nos dieron nuestros padres, necesitamos devolver, por agradecimiento, pero a los padres no les podemos devolver lo mucho que nos han dado, por lo que instintivamente nos giramos hacia los demás, pareja, trabajo, y a ellos damos lo que tomamos de los padres. 
Esto es el buen dar. 
Y el entorno nos lo compensa y agradece con la abundancia.
Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.
Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional.


Bert Hellinger

martes, 23 de febrero de 2016

La Historia Personal




Te ocupas demasiado de ti mismo, lo que te produce una tremenda fatiga.
Te concedes demasiada importancia y eso te da un pretexto para molestarte con todo.
Siempre te sientes obligado a explicar tus actos, como si fueras el único hombre que se equivoca en la tierra.
Mientras te sientas lo más importante del mundo, no podrás apreciar en verdad el mundo que te rodea.
Sentirse importante lo vuelve a uno pesado, rudo y vanidoso; para ser un hombre de conocimiento se necesita ser liviano y fluido.
Solo tenemos una alternativa: o lo tomamos todo por cierto, o no.
Si hacemos lo primero terminamos muertos de aburrimiento con nosotros mismos y con el mundo.
Si hacemos lo segundo y borramos nuestra historia personal, creamos una niebla a nuestro alrededor, y un estado muy emocionante y misterioso.
Cuando nada es cierto nos mantenemos alertas, de puntillas todo el tiempo.
Debes borrar la historia personal armoniosamente, poco a poco.
La historia personal nace cuando hay alguien más que sabe de donde eres, qué eres, qué haces.
Si no tienes historia personal, no necesitas dar explicaciones porque nadie se enoja o se desilusiona con tus actos; sobre todo, nadie te atrapa con sus pensamientos.
Un guerrero usa su mundo lo menos posible y con ternura.
Tiene trato íntimo con su mundo, y sin embargo es inaccesible porque no lo exprime ni lo deforma.
Lo toca levemente, se queda cuanto necesita y luego se aleja raudo, sin dejar señal alguna.