sábado, 22 de abril de 2017

Por Qué El Perro No Podía Beber














Le preguntaron a Shibli:
'¿Quién te guió en el Camino?'
Él contestó:

'Un perro. Un día lo vi, casi muerto de sed, de pie junto a la orilla'.
'Cada vez que veía su reflejo en el agua, se alejaba asustado, creyendo que era otro perro'.
'Eventualmente fue tal su necesidad que, venciendo su miedo, se arrojó al agua: y entonces el "otro perro" desapareció'.
'El perro descubrió que el obstáculo, que era él mismo, la barrera que lo separaba de lo que buscaba, se había esfumado'.
'De la misma forma, mi propio obstáculo desapareció cuando supe que este era yo mismo; y mi camino me fue mostrado por primera vez a través de la conducta de… un perro'.


Idries Shah

jueves, 20 de abril de 2017

No Sigas A Nadie



Cuando comienzas a seguir a alguien más, comienzas a sentir miedo de ti mismo.
Seguir te mantiene dependiente, siempre mirando hacia afuera.
Y tus líderes podrían estar ciegos. 

Abandona el camino que te fue prescrito.
Haz a un lado el mapa.
Siempre se trató del mapa de alguien más.

¿Te sientes rechazado? Entonces, siéntete rechazado.
¿Te sientes solo? Entonces, siéntete solo.

Sumérgete en esa soledad.
Explora sus profundidades.
Sigue sus ritmos sagrados.

Sigue la respiración mientras surge y decae.
Sigue tus pies conforme pisan el suelo.
Sigue la danza de sensaciones en tu cuerpo.

En silencio, finalmente serás capaz de escucharlo:
El salvaje llamado del corazón.
El poder en tu soledad.
Esta inquebrantable conexión con la tierra.

Tu camino puede ser desafiante; tu llamado es fuerte.

Jeff Foster

miércoles, 19 de abril de 2017

El Caballo Estaba Dentro

Cuentan que un pequeño vecino de un gran taller de escultura, entró un día en el estudio del escultor y vio en él un gigantesco bloque de piedra.
Y que, dos meses después, al regresar, encontró en su lugar una preciosa estatua ecuestre. 
Y volviéndose al escultor, le preguntó: 
"Y cómo sabías tú que dentro de aquel bloque había un caballo?".
La frase del pequeño era bastante más que una "gracia" infantil.
Porque la verdad es que el caballo estaba, en realidad, ya dentro de aquel bloque. 
Y que la capacidad artística del escultor consistió precisamente en eso: 
en saber ver el caballo que había dentro, e irle quitando al bloque de piedra todo cuanto le sobraba. 
El escultor no trabajó añadiendo trozos de caballo al bloque de piedra, sino liberando a la piedra de todo lo que impedía mostrar el caballo ideal que tenía en su interior. 
El artista supo "ver" dentro, lo que nadie veía. 
Ese fue su arte.
Pienso todo esto al comprender que con la educación de los humanos pasa algo parecido. 
Han pensado ustedes alguna vez que la palabra "educar" viene del latín "edúcere", que quiere decir exactamente: 
¿sacar de dentro? 
Han pensado que la verdadera genialidad del educador no consiste en "añadirle" al niño las cosas que le faltan, sino en descubrir lo que cada pequeño tiene ya dentro al nacer y saber sacarlo a la luz?
Me parece que muchos padres y educadores se equivocan cuando luchan para que sus hijos se parezcan a ellos o a su ideal educativo o humano. 
Padres que quieren que sus hijos se parezcan a Napoleón, a Alejandro Magno o al banquero que triunfó en la vida entre sus compañeros de curso. 
Pero es que su hijo no debe parecerse a Napoleón ni a nadie. 
Su hijo debe ser, ante todo, fiel a sí mismo. 
Lo que tiene que realizar no es lo que haya hecho el vecino, por estupendo que sea. 
Tiene que realizarse a sí mismo y realizarse al máximo. 
Tiene que sacar de dentro de su alma la persona que ya es, lo mismo que del bloque de piedra sale el caballo ideal que dentro había.
Ser hombre no es copiar nada de fuera. 
No es ir añadiendo virtudes que son magníficas, pero que tal vez son de otros.
Ser hombre es llevar a su límite todas las infinitas posibilidades que cada humano lleva ya dentro de sí. 
El educador no trabaja como el pintor, añadiendo colores o formas. 
Trabaja como el escultor, quitando todos los trozos informes del bloque de la vida y que impiden que el hombre muestre su alma entera tal y como ella es.
Y los muchachos tienen razón cuando se revelan contra quienes quieren imponerles modelos exteriores. 
Aunque no la tienen cuando se entregan no a lo mejor de sí mismos sino a su comodidad y a su pereza, que es precisamente el trozo de bloque que les impide mostrar lo mejor de sí mismos.
Un buen padre, un buen educador es el que sabe ver la escultura maravillosa que cada uno tiene, revestida tal vez por toneladas de vulgaridad. 
Quitar esa vulgaridad a martillazos - quizá muy dolorosos - es la verdadera obra del genio creador.

José L. Martín Descalzo
 

sábado, 15 de abril de 2017

Tienes Dercho A...



Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante.


Tienes derecho a soñar y enseñar a otros a soñar


Tienes derecho a caer, pero no debes quedarte tirado.


Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.


Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de ti mismo.


Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones.


Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir que se convierta en costumbre.


Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento.


Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.


Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar el presente.


Tienes derecho a buscar tu superación, pero no debes olvidar tus valores.


Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.


Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar a Dios.


Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho con ser mediocre o conformista.


Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar compartir con los menos afortunados.


Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.


Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.


Tienes derecho a violentarte, pero no debes dejar de ser cortés.


Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes cimentarlo en un hoy fraudulento.


Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante.


Tienes derecho a soñar y enseñar a otros a soñar.



viernes, 14 de abril de 2017

Siete Mujeres Se Sentaron En Círculo



 




 

Siete mujeres se sentaron en círculo.
Desde muy lejos, desde su pueblo de Monostenango,
Humberto Ak’abal les había traído unas hojas secas, recogidas al pie de un cedro.
Cada una de las mujeres quebró una hoja, suavemente, contra el oído.
Y así se abrió la memoria del árbol…
Una sintió el viento soplándole la oreja.
Otra, la fronda que suavecito se hamacaba.
Otra, un batir de alas de pájaros.
Otra dijo que en su oreja llovía.
Otra escuchó algún bichito que corría.
Otra, un eco de voces.
Y otra, un lento rumor de pasos.

 

 




 

Eduardo Galeano

 




jueves, 13 de abril de 2017

Olvidarse De Uno Mismo


La energía a nivel material viene de tres fuentes:
De la vida, del espíritu y del amor, que integra las dos primeras.

Para olvidarse de uno mismo hay diez sensaciones:
1. Siempre callado, en silencio; si me olvido de hablar la energía original no se pierde.
2. Si no se piensa, se enciende la lucecita de la sabiduría en nuestro interior, hay que sentirla.
3. Si uno no cede a la ira, los cien espíritus se armonizan por sí solos.
4. Si uno no se disgusta, el corazón se siente limpio y fresco.
5. Si uno no desea nada, no tiene que alabar ni piropear.
6. Si uno no es terco y tozudo, da igual que sea redondo o cuadrado.
7. Si uno no es ambicioso, tiene nobleza y riqueza en sí mismo.
8. Si uno no comete faltas, tiene la conciencia tranquila; da igual por tanto si viene el rey como el demonio.
9. Cuando se han eliminado todos los deseos, entonces brota “el manantial delicioso”.
10. Si uno fija una respiración fina y continua, puede alargar su vida muchos años.
 
 
Roberto Rocabado

 


domingo, 9 de abril de 2017

Vivir Sin Medir
















"Es, por tanto, ¿posible vivir sin medir, sin comparar? 
Esta es una cuestión tremendamente complicada. 
Por qué la palabra "mejor" implica medida. 
La palabra "más" implica medida. 
El mejoramiento de uno mismo implica medida. 
Averigüen si es posible vivir sin medir, lo que equivale a vivir sin comparar. 
Forma parte de la meditación investigar el significado del no devenir; el devenir, el llegar a ser, implica medida. 
¿Es posible que en nuestra relación de unos con otros, por íntima que sea, no intervenga la medida?
Eso quiere decir que nuestro cerebro debe estar activo en la relacion; debe investigar nuestra relación, investigar si en esa relación hay heridas psicológicas, y ver que esas heridas producen más temor, más encierro en uno mismo, y por consiguiente, más aislamiento. 
Y mientras haya más aislamiento, sea externa o internamente, tiene que haber conflicto."

Krishnamurti